buscando un futuro

Después de tanto tropezar
dando tumbos he llegado aquí
y no se está tan mal.

No sabía dónde ir,
había cerrado el último bar
y tu oferta no la pude rechazar.

Deja que yo apague la luz,
tú deja de mirar el reloj;
será mejor.
Yo dando patadas al sol,
tú enfadada con el despertador.

Enemigo del calor,
que siempre molesta en lo mejor.
Como el sol que me despierta
cuando escondido estoy
bajo el edredón.
Pégate a mí.

Solitario corazón
vaga sin rumbo por aquí
buscando un poco de emoción.

Sin promesas que cumplir,
sin palabras de ésas que después
se olvidan con el sol.

Las penas cambian su sabor
cuando no hay espinas para cenar
y en la mesa comen dos.

Y la fiesta sigue en el salón;
la luna nos pilló bailando
la balada del despertador.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s