no tienes corazon

Si quieres,
te cuento los cuentos,
que tu me contabas
 
Si quieres,
te escribo una lista,
con nombres y camas.

Si quieres,
me sigo creyendo,
que fuiste una santa,
no tienes perdón.

Como tienes la poca vergüenza,
de entrar en mi casa.

Como tienes valor de llamar por las noches,
a ver que me pasa.

Como tienes la lengua tan larga,
y la risa tan falsa,
no tienes corazón.

Y mírame a la cara,
atrévete a negarme,
que conoces tantas camas,
como historias que contarme.

Mejor no des detalles
prefiero que te calles
que me evites que te halague
con piropos y verdades.

Tuviste muy poco respeto,
y poco cuidado.
Hiciste que fuera el payaso,
en tu circo privado.
Dejaste un imbécil muy grande,
en mi frente pintado,
No tienes perdón.

Ahora entiendo el afán por viajar
con tu hermana a la Habana.

O las cenas aquella con tus compañeras,
una vez por semana.
Y los viejos amigos
y algún que otro primo,
que ya peinan canas,
No tienes corazón.

Y mírame a la cara,
atrévete a negarme,
que conoces tantas camas,
como historias que contarme.

Mejor no des detalles,
prefiero que te calles,
que me evites que te halague,
con piropos y verdades.

Y me debes año y medio,
mucha sangre tu me debes,
y tu culpa es mi remedio,
¡Sean benditos tus deberes!

Y mírame a la cara,
atrévete a negarme,
que conoces tantas camas,
como historias que contarme.

Mejor no des detalles,
prefiero que te calles,
que me evites que te halague,
con piropos y verdades.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s